Intolerancia

error-herramientas-uso-incorrecto-martillo-llave-inglesa

intolerancia
nombre femenino
1.
Actitud de la persona que no respeta las opiniones, ideas o actitudes de los demás si no coinciden con las propias.
“intolerancia religiosa y racial; trivializan el problema, le restan importancia, lo racionalizan y lo justifican como pueden, porque temen el rechazo y la intolerancia de los familiares”
2.
Incapacidad de un organismo para resistir y aceptar el aporte de determinadas sustancias, en especial alimentos o medicamentos.
“intolerancia a la penicilina; intolerancia al gluten”

Fuente: Google

El tema de hoy radica en la palabra Tolerancia, cierto es que el articulo se llama Intolerancia, y es de extremo valor conocer su antítesis para ver la amplitud de esta potente palabra.

He observado que mucha gente se acerca rápidamente a las palabras por la fuerza que contienen en si mismas, ademas de que nos han acostumbrado a que las palabras más negativas nos llamen más la atención, eso a su vez, nos debe hacer replantearnos el porque hemos llegado a ese pensamiento.

La Tolerancia es la capacidad de respetar, aceptar otra opinión, comprender actitudes aunque disten mucho de nuestros gustos o maneras de entender la existencia.

La Tolerancia parece que se ha tomado unas vacaciones ya que a día de hoy es una palabra maltratada por la gente que concretamente hace lo contrario, olvidando la esencia que tiene en si misma, que es, por lo menos escuchar. Tenemos tiempo para muchas cosas pero se nos olvida escuchar, partiendo de uno mismo, la escucha es una de las partes mas importantes de la observación, zambulléndonos en la observación podremos empezar a comprender el tema que nos requiere a cada momento.

Llegamos al surrealismo de tener que aceptar frases hechas con tan magnifica palabra, frases que de entrada son incorrectas, frases vendidas por aquellos que dicen ser los que nos van a ayudar o trabajan para nosotros, “tolerancia 0”, es una de las mayores manipulaciones que la gente que se dedica a la política esta utilizando, en un uso que parece sano, y con ello introducen esta pseudo frase. Vaya sabios los de hoy en día, resulta que en este mar de despropósitos, hasta los que deben de liderar un país, se vanaglorian de su incultura gramatical, esa es la primera corrupción, la corrupción de las palabras.

Siendo tolerantes, sin buscar la critica fácil, entendiendo la profundidad de lo que el otro habla, dice o hace, podremos conocer mas puntos de vista, incluso podemos cambiar los que ya tenemos, por que muchas veces se han quedado viejos y caducos, decía la frase, “nunca digas, nunca jamas” por que acabaras siendo preso de tus palabras y no hay peor prisión que la que se forja cada uno.

Uno de mis mejores y mas duros aprendizajes, que es un continuo en mi vida, es el ser capaz de darme cuenta por mi mismo de que, como norma, todo aquello que te molesta, te crea rechazo, te saca de tu centro, suele ser una lección que debes aprender, la tolerancia es una herramienta que nos ayuda a poder aprender y seguir haciendo que se expanda nuestra esfera de conciencia.

Una razón más para ser tolerante.

gracias

isidro

 

Si te gustó este artículo puedes invitarme a un café

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*